Aceleran a fondo

Ya hay siete marcas chinas y se espera la llegada de otras tantas en 2018.

El fin de las trabas arancelarias y una mejora en la demanda alientan el desembarco de nuevos modelos. Esperan cerrar este año con 10.000 unidades vendidas.

Ya son siete las marcas que están y otras tantas las que llegarán a lo largo del próximo año. La presencia de las automotrices chinas viene en aumento en el mercado local, en una oleada que los players del sector entienden que era "previsible". "La Argentina es uno de los últimos países de Latinoamérica donde están desembarcando las automotrices chinas", confirma Diego Pizzichini, gerente de Marketing de Chery, la pionera de ese origen en ingresar al mercado nacional en 2008 de la mano del Grupo Socma. " Salvo Brasil, en el resto de los países de la región, donde la industria local no es tan importante, las marcas chinas compiten desde hace bastante tiempo", reafirma en una entrevista con OrientAr.

Con el anuncio del inminente arribo de Zoyte a través del importador AnnaPurna, del empresario Alejandro Basile, la oferta de vehículos se amplía en siete modelos (tres de ellos eléctricos) producidos en la localidad china de Yongkang, donde nacen también las unidades de Geely y Foton, otras dos compañías con presencia en la Argentina. Con 17 años de historia, Zoyte es el fabricante de autos más joven de China, del que se conocerán aquí sus modelos Z100 (el vehículo más barato en la República Popular), Z300, Z500, T600, y los eléctricos Yun S100, E200Ev (en sus versiones de dos y cuatro plazas) y el utilitario Van V10. 

 

DFM, JMC, Foton, Geely y Lifan completan la oferta de autos chinos que se importan y comercializan actualmente en nuestro país. Esta última fue la segunda marca en llegar a estos lares, a fines de 2015. Puesta a analizar, Paula Cavicchiola, CEO de Lifan Argentina, entiende que "China necesitaba salir de su mercado interno y legar a regiones que reciban sus productos y los potenciales proyectos asociados".

En este punto, Pizzichini señala que "ahora le tocó a la Argentina, y era algo previsible. Existe esa necesidad de las empresas chinas de introducirse en los mercados internacionales.  No todavía en los mercados centrales, pero sí en los periféricos", como el argentino.

El detalle de las viejas trabas arancelarias, los nuevos modelos por venir y el sueño de producir localmente se encuentran en nuestra revista Nº 30. 

Por Daniel Sousa

@DanielSousaOk

 

Download Freewww.bigtheme.net/joomla Joomla Templates Responsive